ABOGADOS URBANISMO, INGENIEROS JUDICIALES Y PERITOS TASADORES. MEDICIONES TOPOGRÁFICAS.

Tasación Pericial Contradictoria de chalets y parcelas. Mediciones Topográficas de campos. Planos Georreferenciados y Certificados para Catastro. Abogados Bétera, Godella, Rocafort, Moncada, Náquera. Valencia.

Gestión Municipal

VALENCIA NECESITA NUEVOS GESTORES MUNICIPALES QUE MEJOREN LAS INFRAESTRUCTURAS, EL TRÁFICO Y CONSTRUYAN MÁS ZONAS VERDES.

En lo relativo a las infraestructuras, Valencia necesita regresar a la gestión popular, para volver a los planes ambiciosos, útiles que mejoran Valencia y la hacen más cómoda para vivir, más práctica y más turística. Valencia necesita un desarrollo sostenible y la sensatez de  M.J. Catalá lo hará posible.  En general los ayuntamientos de la Comunidad Valenciana necesitan las buenas ideas de los populares y la inteligente coordinación de Isabel Bonig para ganar calidad de vida y solucionar problemas como el tráfico.

El Partido Popular está en condiciones de recuperar la alcaldía de Valencia según el último resultado electoral. La candidata a dirigir el consistorio valenciano es la mejor de todos los aspirantes. María José Catalá tiene una dilatada experiencia en gestión a pesar de su juventud, tras su paso por la Alcaldía de Torrente, de la consellería de Educación y portavoz del Consell, su nuevo reto parece factible y realista.

En cuanto a mejora de las infraestructuras de los barrios, los modelos a seguir son Ruzafa, El Carmen, El paseo Marítimo, La Avenida de les Corts Valencianes, La Ronda Norte, El Boulevard Sur, el fomento del transporte público como el tranvía a las Universidades, el metro de Colón, el tercer carril de la CV-35 y kilómetros de carril bici por la acera que no molesta a los conductores.

Valencia ha estado dirigida estos últimos cuatro años por la extrema izquierda de un modo caprichoso y no ha conseguido dar solución a los problemas de Valencia más importantes, como por ejemplo los atascos.

Han desarrollado una política hostil hacia el transporte privado que es el que lleva a la gente a trabajar a los polígonos industriales. Los automóviles son la principal herramienta de trabajo de cualquier persona. Esto es algo que sabe un obrero que trabaje en las afueras en un polígono industrial, sin embargo,  hace muchos años que la izquierda se ha alejado de la realidad laboral de las factorías, de los problemas de los trabajadores, del  tiempo que se pierde en el trayecto a la empresa.

La actual izquierda no le gustan las fábricas y no van a promover políticas que hagan más fácil el acceso a los puestos de trabajo de la clase obrera, se han olvidado del proletariado, ya no forman parte de él. Los políticos de izquierda ya no vienen de los comités empresa, ahora son clase media, son profesores, funcionarios, periodistas, escritores bohemios o simplemente no han trabajado nunca en ninguna empresa, no han demostrado nada a nivel laboral y viven del politiqueo vulgar, bajo, tramposo y chismoso.

No tienen nada que aportar de su trayectoria laboral a la gestión pública y lo que es peor desconocen la importancia de diseñar una ciudad con un tráfico ágil que acerque a las personas de sus trabajos, ni les preocupa la pérdida de tiempo y dinero de la gente en las retenciones.

Con una demagogia ecologista se han opuesto al tercer carril de la salida Norte de Valencia, los kilométricos atascos llegan hasta Puzol. La salida Oeste a Madrid también la han perjudicado quitando las pasarelas y atascando la entrada en la Avenida del Cid. La salida Nordoeste también presenta un elevado nivel de tráfico en los accesos al Polígono Fuente del Jarro, Bypass y Parque tecnológico de Paterna y no han aportado ni una solución. En realidad son unos falsos ecologistas porque no hay nada más ecológico que disminuir la contaminación que generan los embotellamientos. Miles de coches parados emitiendo gases contaminantes durante un largo atasco es lo menos ecológico que hay.

Un ejemplo positivo  de mejora de las infraestructuras y de aligeración del tráfico es Peris y Valero y Cardenal Benlloch que en los años 80 y 90 presentaba demasiado tráfico y demasiada contaminación y que ahora son avenidas más saludables, con carril bici y zona verde en el centro. Es algo de lo que no ha querido tomar nota el peor concejal que ha tenido Valencia nunca. El italiano  es una persona extraña que no representa la forma de ser del Valenciano medio y que adolece de sensibilidad hacia los trabajadores que vienen cansados de trabajar,  a los cuales  penaliza con más retenciones. Tal vez si alguno de los políticos de izquierda hubiera trabajado alguna vez en una fábrica ahora ayudarían a los pobres trabajadores que se mueren de asco en el atasco.

Por lo demás para ser tan ecologistas no han impulsado grandes parques, ni nuevas zonas verdes, recordemos que el Parque Central o la zona verde de Malilla se iniciaron durante el último   mandato popular. Otras  zonas verdes como el parque de Cabecera, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, el parque de Beniferri, el del Camino de Moncada, entre otros o el acondicionamiento de la playa de la Malvarrosa o el Bioparc o la transformación de las playas de Pinedo o la mejora de la Devesa del Saler,  se hicieron durante la alcaldía de los populares.

Presumen de verdes pero luego no construyen zonas verdes grandes. Mucha demagogia verde pero poca zona verde nueva, igual que mucha demagogia con la sanidad y no han construido el ambulatorio de Malilla, igual que mucha demagogia con la educación y no han construido ni un solo colegio. Eso sí dificultar la docencia en Español eso si lo han conseguido, al final lo que verdaderamente les importa si lo consiguen, las infraestructuras no parece que sean su prioridad y bien que lo padecen los conductores.

Anuncios